¿Por qué jugar en familia?

Ludificando en casa

Veronica Tartacovsky
Educadora Diferencial/Psicopedagoga

¿Por qué jugar en familia?

Jugar es la forma más primitiva de aprendizaje y a diferencia de lo que muchos creen, esa necesidad, nunca termina. El juego  es la primera experiencia  educativa, la imaginación y la magia construyen en los niños y niñas los cimientos que servirán después para enfrentarse a aprendizajes más complejos como la lectura, escritura y matemática, es a través del juego, que se desarrollan funciones como la atención, percepción, memoria, pensamiento y lenguaje, acompañado por supuesto de otros factores que  pueden  influir positiva o negativamente en este desarrollo.

Jugar es fundamental para un desarrollo armonioso, no sólo en la infancia, pues también en la pubertad y adolescencia tendrán un papel muy importante, tanto en la cognición, como en la incorporación de habilidades sociales que serán de gran ayuda al enfrentarse al mundo adulto. Los humanos somos seres sociales por esencia, sin embargo, estas habilidades se aprenden y esto es a través de las experiencias vividas, en este sentido, el juego contribuye a crear experiencias “imaginarias” que ponen a prueba la reflexión, organización, empatía, tolerancia a la frustración y muchas otras cualidades que como adultos pondremos a nuestra disposición para vivir en armonía.

 

En la primera infancia los juegos son muy variados,  es posible crear historias maravillosas con solo cajas y/o utilizar diferentes elementos para  disfrazarse, estos juegos de rol van afianzando la función simbólica que luego servirá para entender que las palabras escritas significan algo y que a través de ellas puedo comunicar ideas, pensamientos y emociones, ayudará también en el adecuado desarrollo del razonamiento, desde lo concreto hacia lo abstracto, lo que será un aporte en la resolución de problemas, no sólo matemáticos, también los de la vida.

Los juegos de mesa son un tipo de juego que puede aportar bastante en el desarrollo, tanto cognitivo, como social de un sujeto. Además, a causa de su estructura y reglas claras se convierten en un entorno seguro, donde los conflictos se resuelven al leer el reglamento y los posibles resultados se encuadran mejor que en un juego cien por ciento libre, con esto no afirmo que sean mejores, ambos tipos de juegos son importantes.

El juego será un gran apoyo en el desarrollo del carácter, el carácter es esa parte de nuestra personalidad que aprendemos desde el nacimiento hasta nuestro último día,  nos definirá como personas y encausará nuestra forma de enfrentarnos a la vida, es por esto que como padres, educadores o tutores, debemos apoyar el adecuado desarrollo de estrategias positivas para enfrentar  las adversidades, y esto se hace desde pequeños. En este sentido, la exposición excesiva a las pantallas, en general entrega placer inmediato, lo que perjudica el desarrollo del tesón o perseverancia, al no existir pausa o tiempo de espera entre el estímulo y la respuesta, los niños y niñas aprenden una lección equivocada, porque en la vida nada será inmediato y hay que luchar por los sueños, por esto, es importante lograr un equilibrio en las actividades de nuestros pequeños y dejar un espacio para los  juegos donde la interacción familiar y/o social  se destaque.

 

Jugar entonces es una excelente manera de aprender, sobre todo porque es la forma más divertida para muchos, es por esto que jugar en familia generará no sólo el desarrollo de habilidades necesarias para la vida, si no que dejará bellos recuerdos en la retina de nuestros hijos e hijas. Jugar es también  una opción muy versátil para juntar diferentes rangos etarios y pasar tardes llenas de emoción y risas junto a los más pequeños, adolescentes, abuelitos, tíos, etc. Todos tienen cabida, porque no hay edad límite para disfrutar de una jornada entretenida. Ten presente que no hay juegos perfectos, o juegos mejores que otros, cada uno tiene algo especial y de seguro encontrarás el favorito de tu familia. Como vez, jugar traerá muchas consecuencias positivas, como ya hemos mencionado, cognitivas y emocionales, pero lo más importante, pondrá a prueba tu carácter, lo que fortalecerá la perseverancia, la cual es fundamental para enfrentarse positivamente a la vida.

“El carácter se pone a prueba cuando entre la motivación  por lograr un objetivo y el logro de ese objetivo median un tiempo prolongado (denominado “plazo”) y además obstáculos que dificultan el logro.”

MABEL CONDEMARÍN Y  GLORIA SILVA (2013). “Las emociones van a la escuela. El corazón también aprende”.

Conectémonos

Síguenos en nuestras redes sociales!!!!

Nuestros blogueros

familia Jugona

Aquí puedes ver reseñas de juegos en nuestro blog o a través de los distintos videos que hemos preparado. Conocer nuestra opinion y juegos de mesa destacados.

Ludificando

Aquí puedes revisar las columnas escritas por nuestros amigos profesores donde nos dan consejos sobre como y por qué incluir los juegos de mesa como aporte al aprendizaje en todas las edades.

Tableritos

Aquí los más pequeños de la casa pueden resolver laberintos, crucigramas, puzzles, colorear y ver videos de juegos de mesa recomendados para ellos!!!